Lo que dejo

¿Por qué le tenemos tanto miedo al silencio?

Cuando Robyn Davidson decidió hacer un viaje de cerca de 2700 kilómetros en el desierto de Australia en abril de 1977, le dijeron que estaba loca. Y tal vez sí estaba un poco loca. Loca por dejar la ciudad y caminar junto a cuatro camellos y una perra, desde Alice Springs hasta Woodleigh. Nueve meses después, con 27 años, llegó al mar. Y el fotógrafo de 28 años Rick Smolan la esperaba para tomar las únicas fotos del final de la excursión.

“Many times since the trek I have been asked why I made it, and I answer that the trip speaks for itself… I like the freedom inherent in being on my own, and I like the growth and learning processes that develop from taking chances. And obviously, camels are the best means of getting across deserts. Obvious. Self-explanatory. Simple. What’s all the fuss about?”

Al principio a Davidson le desesperaba la presencia del fotógrafo. Para ella, él era un extranjero en busca de una historia que lo haga famoso. Y lo último que ella quería era ser famosa. Quería alejarse de todo lo que ya conocía. ¿Se escapaba? Sí. Yo creo que no se escaba de sí misma, sino de los demás. Creo que no quería demostrarle a nadie que podía o inspirar a los demás. Era una mujer ordinaria, que quería hacer algo extraordinario. Hacerlo porque sí. Por ella.

Buscaba ese silencio que es imposible de encontrar cuando estás en compañía. Ese momento en que lo que está a tu alrededor no es tuyo, así como tú no eres de nadie ni de lo que te rodea.

140519145329-tracks-map-leading-women-story-top

¿Por qué le tenemos tanto miedo al silencio?

Para mí lo difícil es aceptar que lo que soy no solo es el resultado de lo que me rodea. Que lo que siento va más allá de las experiencias que he vivido.

Yo busco motivación en el silencio. Claro que yo también le tengo miedo.

La película Tracks (Netflix) revive la travesía de Davidson. En una de las escenas, la protagonista dice “Like with any journey, it’s not what you carry, but what you leave behind”. Solo ella sabe qué dejó en el camino.

Yo, como espectadora, me pregunté qué he dejado en el camino que he recorrido hasta hoy. Me he sacado capas viejas, así como he adquirido nuevas. He dejado viejos amores y corazones rotos. He dejado sueños que sé que no eran míos sino de alguien más.

Siento que mi viaje también se explica a sí mismo. Lo único en lo que Robyn Davidson y yo somos iguales es en que buscamos el silencio. Yo todavía le tengo miedo. Pero ya sé que no es sinónimo de oscuridad.

robyn-quote

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s