La vista de Nueva York desde un coche

Publicado en La Mala Letra

La serie Stroller muestra la ciudad desde una altura y una perspectiva poco común: la de un niño de dos años recostado en su coche. Esta producción del fotógrafo ecuatoriano Diego Acosta López fue publicada en The New York Times Lens Blog.

Foto de Diego Acosta López
Foto de Diego Acosta López

Diego pasó de ser solo Diego Acosta López al fotógrafo que retrató Nueva York desde la perspectiva de Ignacio, su hijo de dos años mientras visitaba la ciudad por primera vez. Después de la madrugada que durmió muy pocas horas a la espera de recibir el mail que le confirmara que las fotos aparecían en The New York Times Lens Blog , varios medios lo contactaron para reproducir la serie Stroller en sus sitios multimedia.

Primero montó en el coche su Canon 6D con un Gorillapod. Gracias a que esa cámara tiene Wi-Fi, podía ver las tomas desde el celular y así decidir cuándo disparar. Pero se dio cuenta de que no estaba mostrando la ciudad desde el punto de vista de Ignacio. Estaba retratando la ciudad que él y todos los demás ven diariamente. Decidía su propia subjetividad, dejando de lado el principal objetivo del trabajo: ver Nueva York desde la perspectiva de un niño.

En una de las revisiones en clase, James Estrin, profesor y co-editor del Lens Blog, le sugirió poner la GoPro dentro del coche.

Ignacio llegó a la ciudad en otoño. En la época del año en que los árboles van perdiendo poco a poco sus hojas, llueve y la temperatura comienza a bajar como en las noches más frías de Quito. Sin saberlo, él y su paseo por las calles y los sitios simbólicos de Nueva York, se convirtieron en el tema principal del proyecto final de la clase de su papá en el School of Visual Arts. Para Acosta la “sensación es indescriptible… pero alegría, orgullo, satisfacción, publicidad, miedo… son algunas de las palabras que se me vienen este rato a la cabeza”.

A un ritmo de cerca de 2.000 imágenes cada día, la serie fue tomando forma con cada revisión grupal. Para él, lo principal era “mostrar la relación de mi guagua con la ciudad”, logrando así contar una parte de su propia historia como un habitante, pero también un extranjero, que está de paso por una de las ciudades más icónicas del mundo.

La distorsión generada por el plástico, crea una perspectiva que diferencia el trabajo de este fotógrafo a otras series producidas en los mismos lugares. Es una interpretación personal de los espacios que diariamente reúnen a una gran cantidad de gente que va hacia diferentes direcciones, pero que se encuentran en un preciso momento. Personas que desde la perspectiva de Ignacio son poco más que piernas, caras que se cruzan, y seres que a la distancia bien pueden ser Mickey Mouse o Spider Man tomándose fotos en Times Square. Paisajes urbanos tan conocidos como el metro, contrastados con unos zapatos pequeñitos aplastando el plástico.

Acosta aprovechó la visita de su hijo y su esposa para así descubrir una parte de la ciudad en la que vive pero que no siempre ve, o pequeños detalles que descubrió gracias a la narrativa visual. Al fotógrafo le gusta ver su relación con la fotografía como una manera de capturar el mundo desde su perspectiva. Esa es una de las razones por las que cambió un telescopio por la cámara, dedicándose a fotografiar a pesar de haber estudiado Biología en la universidad.

*Página web del fotógrafo: http://www.diego-acosta.com/stroller/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s