Viajando

Definitivamente no estoy en Ecuador. El bus ofrece conexión a Internet gratis, 110v de potencia en los enchufes y una de las ‘normas’ es mantener las conversaciones, música y cualquier sonido lo más bajo posible. Pero, sobretodo, la radio no está prendida. No hay ninguna voz que locute, haga preguntas, cuente anécdotas sobre diversos temas de interés general. Como el fútbol del fin de semana, las últimas noticias, temas ‘calientes’ y más. Tampoco hay paradas, huecos en la vía no curvas peligrosas.

Por la ventana veo árboles y el cielo azul que nos cubre. El otoño llega poco a poco y colorea las hojas de otros tonos. El mundo dejaráde ser verde, y parecerá que todo está en llamas.

Por lo general, nadie conversa con nadie. Parecería que la vida de los seres digitales es más interesante que la de los que nos rodean dentro de los distintos espacios públicos; la mayoría de viajantes tenemos aundífonos en los oídos. La música me acompaña, especialmente ahora que viajo en un bus que se mueve en silencio.

Sí me hace falta el tono insoportable de los comentaristas deportivos, la música chichera que proponen las radios públicas y que la persona de a lado me pregunte, “y, ¿usted hacia dónde va?”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s