Comida coreana

En la mesa estábamos sentados jóvenes de diferentes países del mundo. A mi lado, Daphne de Singapur, a la izquierda una italiana y más allá una japonesa. Al frente la chica coreana que escogió el restaurante, un armenio que vive en Dinamarca, un italiano, un francés y otro coreano. Junto a mi compañera de cuarto se sentaron tres francesas. Y en la mitad estaba yo; todos conversábamos en inglés sobre cualquier cosa… Tal vez las clases, o lo diferente que es todo aquí comparado con lo conocido. De todo y nada al mismo tiempo.

Restaurante-1Restaurante-2

Las asiáticas se reían mientras los demás tratábamos de aprender a utilizar los palillos. Con el menú en la mano, tratábamos de decir qué queríamos comer. Cada plato tenía una breve descripción de qué contenía y también había un par de fotos. Sin embargo, yo no tení ani idea de qué era exactamente lo que veía y leía. “¿Qué es tofu?”, pregunté. Con todas sus fuerzas trataron de explicarme, de todas las maneras posibles, hasta que acentí fingiendo que había entendido. No lograron convencerme porque no me gusta mucho la sopa. Además me molesta un poco no saber exactamente qué es eso que estoy llevándome a la boca. Asi que escogí lo que buenamente me pareció medio conocido y dejé que el hazar se encargue de sorprenderme.

Restaurante-3Primero llegó un ‘seafood pancake’, que pidieron para compartir entre todos. Podías combinarlo con una salsa de soya, que me encantó. Una variedad de comida llenó la mesa de color y oleres, para mí extraños. Me llegó un plato hondo junto a una cuchara y un par de palillos. En frente tenía algo absolutamente diferente a todo lo que había probado antes. Daphne se burlaba de cómo ponía los palillos entre mis dedos, por lo que decidí empezar a comer con ellos para demostrarle que sí podía. O, al menos, quería poder.

Restaurante-5 Restaurante-4

Más allá de que probé una comida muy diferente, lo que más me gustó es darme cuenta de que algo que una mesa es un puente de unión entre culturas. Ellos nos mostraron una parte de su identidad nacional, deformada por cuestiones que van más allá de la geografía pero que generan sensaciones nostálgicas por lo que representan. No es solo comida, es el momento en que alguien más te abre la puerta para que conozcas un poco más de quiés es. Y el hecho de que quiera compartir esa faceta tan importante de su vida, es realmente maravilloso.

Restaurante-6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s