El Plan

“Mi Plan B es lograr que mi Plan A de resultado”, me dijo la Vale la otra noche mientras hablábamos de los sueños y las expectativas de vida. Estábamos en su cuarto. Yo, acostada sobre las cobijas, puesta una pijama que claramente me quedaba demasiado corta porque me la había prestado mi prima, y ella saltaba entre la cama, el piano y sus guitarras. Mientras hacía todo y al mismo tiempo nada, me contaba poco a poco lo que sentía. Llegamos al punto clave de nuestra conversación, sobre las opiniones de los demás.

La gente, por lo general negativa, le pregunta todo el tiempo cuál es su Plan B. Aparentemente a los ojos de los demás, ser cantante y compositora en Ecuador no es suficiente, por lo que debería tener una segunda opción dentro de sus planes de vida. Como si su sueño de convertirse en una cantante famosa es demasiado arriesgado, como si necesitaría una carrera más “tradicional” que le sirva de colchón por si se cae.

Si bien su caída sería estrepitosa y mucho más llamativa que la de la mayoría de gente, eso no quiere decir que debe restringir sus oportunidades de luchar por eso que realmente le mueve todos los músculos de su cuerpo.

Después de conversar por un par de horas, oír su nueva canción, seguir hablando como si la noche no fuera suficiente, y terminar acostadas una a lado de la otra, me quedé con la sensación de que hay ideas que es indispensable que las saquemos de nuestro organismo. Como esos miedos que se convierten en fantasmas que entran por los sentidos y son tan difíciles de vencer.

Hoy publicó su nueva canción (abajo), y me llenó de alegría verla bailar, cantar, sonreír a la cámara como lo hace. Para mí está claro que no necesita un Plan B, siempre y cuando mantenga esas ganas de luchar contra todas y todos los que tienen malos comentarios que emitir.

Se equivocará mil veces, va a tomar malas decisiones… Igual que todos los demás. La diferencia es que ella tendrá una vida más pública. Pero las ganas de cumplir los sueños personales son los mismos; es imposible hacer que los demás no generen una opinión sobre cada quien, que juzguen y asuman situaciones que realmente no existen. Lo que sí hay como hacer, es tratar sobre todos los medios de convertirte en la persona que ves cuando cierras los ojos. Ya sea artista, periodista, abogado, entrenador, futbolista…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s