Crítico

He utilizado las gotas naturales que se ponen en las plantas de los pies, haciendo un masaje. He tomado tés para dormir, en agua caliente y fría. Esta noche, el nivel de insomnio es tan crítico que acabo de terminar una ronda de Zumba para así lograr descansar.

Mi situación es insostenible: logro conciliar el sueño entre las dos, tres de la mañana, después de haber leído página tras página. Logro apagar la luz, me doy vueltas en la cama y cuando todo parece destinado a la desgracia, me duermo. Pero me despierto al día siguiente poco antes del medio día. O sea, pierdo toda la mañana. a pesar de que tengo tiempo durante la madrugada.

Ya no sé qué hacer. Las rutinas no son una solución, por la simple razón de que yo no sé cumplirlas. Es absolutamente iluso de mi parte armarme un horario, porque hay algo dentro de mí que le gusta ir en contra de la Ana María que intenta ser racional y ordenada.

Espero que los saltos durante los quince minutos de baile me ayuden a dormir pronto. A mí me encantaba despertarme temprano y ser productiva, ¿se acuerdan?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s