Escoger la ruta

blog1Para salir a correr solo se necesita decisión, pero esta característica es, al mismo tiempo, la más difícil de encontrar. Pero cuando la hallas por ahí escondida y dejas que se adueñe de ti, entonces empiezas a actuar de acuerdo a las necesidades propias.

Yo amo y odio correr. La primera porque es la actividad que más me ha enseñado sobre mí: aprender de mis propios errores, tratar de superar esas paredes mentales que no me dejan expresarme y fortalecer tanto la mente como el cuerpo; odio, por otro lado, porque genera en mí mucha ansiedad. Me pongo unas expectativas tan altas, que salto de 3 kilómetros en 3 kilómetros mis metas, generando tal presión que podría ser más negativo que positivo.

Pero, en general, cada vez que termino la carrera de ese día me siento feliz. Es una sensación que supera a casi todas, porque sube desde las piernas y se asienta en la cabeza llena de pensamientos positivos.

blog2En estas semanas en que me estoy preparando para las Últimas Noticias (!!!), me di cuenta de que lo que más me gusta es correr en la calle. Salir de mi casa, tomar senderos que no siempre conozco y así llegar a lugares que paso con el carro pero no siempre les presto atención. Otras personas prefieren la montaña, la altura e ir buscando el camino de acuerdo a cuál es la meta. Yo prefiero seguir pasos ya establecidos, en lugares comunes. Escoger la ruta responde a gustos, así como la prioridad es la decisión.

blog3
A lo lejos, sobre las montañas, está Quito.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s