Te quitan o te dejan

Hay libros que cuando te regalan, llegan con un sentimiento especial. Su lectura es una experiencia que supera cualquier sensación. Eso me pasó con “La ridícula idea de no volver a verte”, la última novela de la española Rosa Montera.

La Kiki me contó que lo estaba leyendo y enseguida le dije que me preste cuando lo termine. En efecto, más o menos una semana después me escribió una dedicatoria preciosa en la primera página. El viernes en la tarde terminé de leer Los Detectives Salvajes de Bolaño (WOW) y en la noche empecé con el de Montero.

Al principio fue un shock muy fuerte el cambio de narrador. De la crudeza del chileno, pasé a la condescendencia de la española. Por lo que las primeras páginas se me hicieron muy complicadas de leer. El sábado en la noche volví a él. Me desperté el domingo y le dije a mi papá que tenía un problema: mi mejor amiga me había regalo un libro que no sabía si quería o no seguir leyendo. Sabía que había algo en las líneas de las vidas de Montero y Marie Curie que hicieron que la Kiki me dedicara el libro. Por eso seguí, quería encontrar el misterio.

Las más de 200 páginas las terminé ese día. No podía dejar de leer, a pesar de que no me sentía totalmente identificada con ninguno de los personajes. Pero había algo en la historia que me enganchó, que me hacía llevar el libro de un lado hacia otro (ya sea para desayunar, o acostarme, o acompañarle a ver la tele con mi papá). Entré en la historia, y eso es algo que sólo logra hacer una gran narradora. Y Rosa Montero es una gran narradora.

El libro se termina con el diario de Marie Curie después de la muerte del amor de su vida, Piere. Su dolor es interminable, como fue para la escritora cuando su marido también murió. En una misma historia hay cuatro voces: dos parejas que por medio del amor, muestran que la muerte es una forma de vida.

Cerré el libro emocionada. La Kiki me conoce, sabe cómo hacer para transformar mi vida. Un libro, en este caso, es uno más de los bloques que juntan nuestra amistad.

Hay libros que te quitan o te dejan. Hay libros que te transforman por dentro. Con la última letra todo cambia, y eso sólo es capaz de lograr una gran voz narradora. Hay historias que son capaces de entrar a tu propia historia, y así mejorarla. Los personajes son parte de tu vida, como la Kiki (vista desde la voz de Montero y Curie) de la mía.

Analojienlamadrugada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s