Un resultado del tiempo

Me gustan mucho las fotos, porque me gusta verme. Cómo es mi nariz, mis cejas que antes eran unidas, los ojos que son el reflejo de mis sentimientos… Además cómo y cuánto he cambiado. Me comparo con la versión de mí misma de hace unos años, o fotos que son tan cercanas como pocos meses atrás, hasta días. Quiero entender todos esos cambios por los que he pasado, y las fotos son una muestra perfecta. A veces una sonrisa esconde muchas cosas, como otras es precisamente símbolo e ícono.
Las fotos dan vuelta por mi cabeza, mientras paso de una a otra en el Facebook, o el célular o el Ipad o la compu. Todas son digitales. Y sí, muestran una Ana María de cierta forma 2.0, porque estoy ahí pero también aquí y así sucesivamente.
Se acaba la batería del celular, dejo de lado una parte de mí misma. Dejo de pensar en cómo me veo, para darme cuenta de cómo me siento. Si mis ojos reflejan mis sentimientos, mis manos también lo hacen. Mis dedos, precisamente. Es un síntoma y un resultado de la ansiedad.
Me gusta verme en fotos, porque así entiendo un poco más sobre el paso del tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s