Se me perdió Van Gogh

No le encuentro. Hay muchos cuadros en el Yale University Art Gallery, pero no encuentro el de Van Gogh. Sé que está ahí, el domingo estuve frente a él y pude ver esos verdes amarillos que me encantaron. Hasta tomé una foto al cuadro, porque ¡ahí estaba frente a mí obligándome a tomarle en cuenta!

Ningún Rothko, por más impresionante que se muestra me llamó tanto la atención. Me encantó la historia de Judith Shea y su mix media, pero The Night Café me impactó.

Estaba ahí, colgado en la pared que algún curador le destinó y llenó de luz. Me acerqué, casi tocándolo y me hablaron. Hice exactamente lo que la Eliana nos enseñó en clase: sentir el cuadro a tal nivel de querer tocarlo.

Pero hoy no le encontré, se me perdió entre los Picasso que obvio vi pero que no tenía la intención de volver a sentir.

A las 4 que vea a la Isa le pido que me acompañe. Ella siempre es mi salvadora y seguro me lleva donde ese Van Gogh que intentó escaparse.

Mientras tanto seguiré caminando por New Haven, pensando en los verde amarillos que en su momento fueron la inspiración del francés que interpretó los colores que veía en 1888.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s