Con todo respeto señorita

lphotoHoy me levanté tempranísimo para ir a dejar mi carro en la mecánica. Para volver los del taller me llamaron un taxi y me recogió esta señora que era muy amable y conversona. No me acuerdo muy bien todo lo que me contó, porque fueron muchas cosas.

Más tarde fui a la universidad en bus y fui leyendo Lolita de Navokov (que está excelente, otro día cuento de eso); después de un largo día, volví a mi casa a las siete de la noche. El taxista de vuelta me llevó por una travesía, a pesar de que el camino a mi casa es bastante corto y no había tráfico.

Todo estaba muy bien. A él también le conté que había dejado mi carro en la mecánica y le pregunté por su trabajo. Pregunta simple y normal. Pero una cosa llevó a la otra y me encontré en el mismo carro con un señor que puteaba sin miedo (con todo respeto señorita). Me dijo que los comerciantes de carros eran unos ladrones. Enseguida me di cuenta de que él sí era de lo que llamaban hasta a la gerente general de ni se qué concesionaria con tal de hacer conocer su queja. Le cantó las verdades y le puso mucho empeño. “Yo sí le dije señorita, con todo respeto, entonces para qué chuchas uno compra un carro nuevo si a la revisión de los 5.000 kilómetros le cobran como si fuera carro viejo?”. Tenía su punto y por supuesto yo no hice más que darle la razón. “Claro señor, es un abuso esto. No es justo”. Y él seguía con su cantarina, subiendo cada vez más el tono de su voz.

Llegamos a mi casa y le pagué. Le di lo mismo de siempre. Se quedo como dubitativo y yo le dije “señor yo no le voy a robar”. Después de darme cuenta de que era posible de que putee a mí como a la pobre chica de relaciones públicas (no creo que haya hablado con la gerente) de ni se que concesionaria, me bajé del carro y corrí a la puerta. Entré a mi casa y me encontré con mi ñaño Martín. Le conté mi historia y él las suya de cuando una vez un taxista le trató mal.

Con cada taxi es una historia. Hoy me tocaron dos diferentes, absolutamente diferentes. Y me voy a ir a dormir esperando ser capaz de contar bien, al menos, una de esas tantas historias.

photo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s