Les rezo a ellos

Estoy acostada en la cama de mi Abuela Piedad porque hoy voy a dormir con ella. No se queda quieta, ni cuando descansa. Está totalmente dormida, pero mueve las manos como lo hace cuando está contando algo.

Su cuarto no ha cambiado nunca. El mismo cuadro religioso está sobre la cama y se refleja en los espejos. El cubrecama sigue haciendo juego con las cortinas y aún no entiendo cómo es posible que no haya un foco en el techo y solo se necesiten lamparitas a cada lado de la cama.

Antes de dormir me dijo que iba a rezar por mí. A ella le gusta pedir a Ana y Joaquín porque, como son los papás de la Virgen María ella seguro hace lo que le pidan.

Por eso esta noche yo también les rezo a ellos, para tener la alegría de vivir que tiene mi Abuela, después de ochenta y tanto años vividos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s