Documental: Contacts vol. 2: The revival of contemporary photography

Comencé a ver el documental con la voz de Sophie Calle, traducida al inglés. Ella es una artista francesa que empezó a preguntarse, ¿a dónde está yendo toda esta gente? Comienza, no sé si en respuesta, a seguir a personas que por alguna razón específica llamaban su atención. En sus palabras, “esta gente se convirtió en parte de mi vida, una obsesión”; para crear su serie “suite veneciana”, persiguió a un hombre desde París hasta Venecia, con tal de formar parte de su identidad. En su mayoría, las fotos son desde atrás de él, o de una pared… También tomaba una foto que él a su vez lo hizo, para así saber qué miró y cómo lo hizo. Sin embargo, ella decidió que “el día en que decidí parar, fue el final”. Otra de sus series famosas es “Detective”, en el que se crea “un retrato doble, días vistos por mí y por el detective”. En general, su obra es conceptual, pretende tener ideas que después se convertirán en fotos. Aún así, no siempre sea ella quien las toma.

 

sophie-calle

 

 

Sigue Nan Goldin, otra fotógrafa conceptual, pero con una visión totalmente distinta: Calle perseguía a desconocidos, Goldin a su vez trabaja solo con parte de su “familia”. Esta palabra está entre comillas porque la fotógrafa no tiene relación consanguínea con ninguno de sus modelos, pero sí los determina como las personas más importantes de su vida. Sabe que pertenece a una familia (¿comunidad?) que es marginal, o sea no forma parte de la sociedad que interactuaba a diario. Es más, el hecho de vivir con dragqueens la mantuvo fotografiando únicamente en la noche, y en el mismo bar. Donde podían ser lo que quisieran. El lente de Goldin no quería juzgar tomando una posición, sino documentar, “capturar la vida real”; por ejemplo, trataba la adicción sexual, el exterior de la gente que no podía mostrar en el interior de la sociedad ‘normal’. Ella era bisexual, por supuesto creía en la variedad absoluta de género. Sus fotos lo demuestran.  

 

nan-goldin

 

 

La realidad, para Duane Michals, intenta “contradecir tus expectativas”. Algo así como un círculo vicioso en que una cosa solo es una cosa de otra, y otra es la cosa de la primera… Es una versión simbólica de la falsedad en que vivimos. ¿Cómo saber realmente que lo que ves es lo que crees? En el documental, muestran una foto de un texto con un dedo sobre la imagen y lo escrito. Después de toda la explicación, ésta foto solo es el comienzo de toda una idea filosófica (yo la encuentro un tanto platónica), sobre lo que significa la realidad. De hecho, su “versión de la realidad consiste en ver a través de emociones profundas”. Además acepta que él, como fotógrafo/como persona/como hombre es un reflejo, fotografiando a otro reflejo. Es decir, una contradicción. La realidad, según Michals, es contradictoria.

 

duane-michals

 

Sarah Moon habla sobre sus fotos y parece que lo hace en verso. Es poético. Imagina una situación que no existe, para así “ver algo que no recuerde”. Muchas tomas, miles de negativos, de la misma modelo. En diferentes posiciones y utilería. Pero es la misma intención. Fotos y fotos en que juega con la luz. Para ella, no hay fotografía sin luz, porque nunca se repite. Intenta tomar fotos de momentos, instantes de gracia que seguramente nunca se repetirán. Entonces tiene sentido creer más en la magia que en la fotografía en sí. O, ¿es mágico cada instante en que se logra o se trabaja con la fotografía?

 

sarah-moon

 

 

Tal vez el japonés Nobuyoshi Araki tenga la respuesta, mientras se mezcla entre la gente y la luz. Pero no, él no puede responder a Moon, por la simple razón de que cree que los instantes sí se repiten. Sus fotos forman parte de su diario de vida, “esa es la razón para mantener la fecha”. Confía en que los momentos reales tienen relación paralela con aquello que sucedió en el pasado y es consecuente con el futuro. O sea, la memoria se convierte en un aparato que registra; entonces, mientras más fotos, mayor cantidad de memoria. Como un camino diario, “un camino sentimental”; así se llama su primer trabajo. Durante éste, retrata la vida y la muerte: el amor y el sexo. Son imágenes que sirven como un manifesto para encontrar relación entre dos conceptos básicos. De esos depende la existencia humana. 

 

nobuyoshi-araki

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s