Ella Fitzgerald -ElaFitz para mí-.

 “In a sentimental mood

I can see the stars come through my room.”

Tengo muchas cosas que contar, son tantas que no sé bien cómo hacerlo. Últimamente siento que el tiempo pasa demasiado rápido, no es suficiente para poder lograr todo lo que quisiera. A pesar de que todos los días me acuesto a dormir pasadas las doce de la noche y me despierto a las 6 a.m, siento que me hace falta más. El otro día intentaba encontrar una razón para esta nueva situación de paso temporal fuera de lo normal, y creía pensar que todo se debía a que ahora que ando con reloj, estoy más consciente que antes de lo que sucede… Poniéndome de alguna forma más romántica, podría decir que el punto de quiebre se dio cuando miré el reloj a lo largo de todo un minuto esperando que pase, digamos, de 17:10 a 17:11 minutos. Esto podría parecer que no tiene sentido, sin embargo desde niña quise sentir ese momento. Ahora que ya lo hice, siento que no para, lo que no ocurría antes.

Entre todas esas cosas que quiero contar, es importante decir que me encontré con una de las voces más increíbles que he oído en mucho tiempo: Ella Fitzgerarld. Conocida también como Lady Ella o The first Lady of song, fue una cantante estadounidense con un amplio repertorio musical en los años cincuenta. Participó en varios géneros dentro de los cuales se le reconoce su contribución al swing, blues, gospel, etc.

Me gusta decir que “nos encontramos”, gracias a mi tía Cawi a quien le encanta escuchar a Billie Holiday los domingos en la Ribera. Mientras estuve ‘viviendo’ con mi prima Isa, me cogía su computadora y entre esas cosas también oía a Lady Day (Billie Holiday). Ya en mi casa, gracias a YouTube descubrí así mismo la existencia de la otra Lady, mi favorita.
No es solo su voz. ElaFitz (para mí), representa una sucesión de muchos sentimientos. Empezando por la fortaleza de su voz, que transmite cada palabra de acuerdo a cómo en su momento ella quiso hacerlo, tanto cómo se sentía como la forma en que quería que su público la recuerde… En las noches antes de ir a dormir, me gusta oír su Dream a little dream of me 

y al día siguiente mientras me visto a veces me dejo llevar por Summertime (con Louis Armstrong)
.
No sé mucho de ella, ni de cómo fue su vida. A veces tampoco entiendo la letra de la canción por lo que tengo que buscar la misma en Internet, pero esta cantante tiene algo que me atrae y me transmite una cantidad de emociones que solo aparecen gracias a la música.
Cada día es diferente, de la misma forma que cada vez que pongo una canción de Ella Fitzgerald, encuentro pequeños y sorprendentes detalles que antes no había caído en cuenta. Alguna vez dijo, “I sing like I feel” bueno cada vez que canta, conmigo sí logra su cometido.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s