Chillo Jijón

Mi mamá me pidió que le acompañe a Chillo Jijón, en Sangolquí a las afueras de Quito. La que alguna vez fue una de las haciendas más elegantes de Quito. Este lugar se construyó en el siglo XVIII por el marqués de Miraflores. La hacienda ha sido heredada sucesivamente, manteniéndose siempre en la misma familia. Actualmente es un hotel. También se pueden celebrar eventos. Por esa razón yo fui.

La sobrina de mi mamá se casó en la Iglesia de Chillo Jijón y la fiesta se dio en sus jardines. Fuimos el día anterior a ayudar con la decoración. Realmente la única que trabajó fue mi mamá. Yo me dediqué a tomar fotos y a recordar. Adquirí el personaje de alguien que vivió en otra época para así pasar a formas parte de esa historia. Caminé por el jardín -que alguna vez fue un zoológico con animales variados como truchas, osos y tigres-, con más miedo que determinación. Tomando en cuenta que yo soy tan asustadiza, el ambiente de por sí era melancólico. Si pretendería personificar, podría decir que el jardín estaba triste. Mientras yo me moría de miedo, me encontré con un jardinero quien me contó algunas historias. Ni bien me vio me preguntó si había estado caminando sola por ahí. A mi respuesta, me advirtió de la presencia de un pequeño duende verde “(…) que se dedica a perseguir a señoritas”. Supongo que ante mi cara de susto, se rió y me dijo que acababa de inventarse eso pero lo que sí era cierto es que se decía que en el jardín existía un fantasma, que cuidaba un tesoro. Después de que conversamos sobre las pasadas épocas de oro de la mansión, me llevó a dar una vuelta por la jaulas donde habían vivido por tantos años animales salvajes. Él tuvo que volver a su trabajo y yo seguí mi camino. Me imaginaba cómo habría sido antes… Cuando la hacienda era la definición de la opulencia, la elegancia y por qué no, también del despilfarro de dinero.

Ya para cuando volví a la Iglesia, los cartuchos combinaban perfectamente unos con otros y el trabajo de todas las señoras había sido un éxito. Afuera de la capilla, la casa permanecía de la misma forma como ha pasado tantos años. Viendo como poco a poco pierde su brillo pero no su presencia, tomando en cuenta que dicha elegancia es una idea que se concibe al rededor de lo que fue: la mansión de vacaciones del Conde de Casa Jijón y su familia.

Salimos a las cinco de la tarde de ahí. Durante todo el trayecto de vuelta, mi mamá me contó sobre la vida de los dueños de la hacienda. Es una mansión que relata la historia de una ciudad donde existían pequeños príncipes y princesas que con los años perdieron la dimensión del valor del dinero para encontrarse con que en el mundo real se supone que todos somos iguales. Pero es un hecho que esta casa también define que en esta misma realidad lastimosamente, hay algunos que son más iguales que otros.

No soy quien para juzgar, ni pretendo hacerlo. A veces creo que es cuestión de educación, otras de mala suerte. En todo caso, la hacienda Chillo Jijón es un lugar bastante mágico. Es más, mi mamá cuando llegamos me dijo, “Ana María, ándate para el jardín a encontrar la magia”. Me tomé muy en serio esta sugerencia y creo que lo hice a mi manera. Anduve por las afueras de la mansión y espié por las ventanas. Lo último que me queda es recomendar a todo extranjero que quiera conocer una casa antigua, elegante y llena de historia, que pase unas noches en el hotel. Es una casa bastante enigmática debido a su carga emotiva y el peso del tiempo, queda en sus visitantes descubrir todo su valor.

*No tengo ninguna relación directa con los dueños de la hacienda.

**Links con información de la hacienda/hotel Chillo Jijón:

http://amaguania.gob.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=48&Itemid=69&limitstart=10

http://www.hacienda-ecuador.com/HdaChillo.html

 





 


Anuncios

Un comentario sobre “Chillo Jijón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s