SUERTE

En Quito, sobretodo los he visto a la bajada de Guapulo, hay alguien que se dedica a hacer graffitis muy coloridos que siempre van con la palabra SUERTE. Busqué en Internet sobre ellos pero no encontré nada que tuviera referencia directa con la persona. Creo que la conozco, pero no estoy segura si es ella quien se dedica a pintar la ciudad con colores que, para mí, son alegres.

Muy seguido bajo por la vía de Guapulo, uno de los barrios más bohemios de la ciudad. Hay varios cafés pequeños donde se encuentran artistas para conversar de su obra, y por supuesto para hacer otras cosas. Una vez entré a un bar que no recuerdo su nombre pero era un lugar con una vista preciosa del valle y a la mayoría de sus clientes se los veía muy contentos comiendo pizza. Tenía dos pisos, en la entrada se hacía el pedido y había como sentarse en mesas redondas a lado de la ventana, pero nosotros nos fuimos arriba.

¡Ananké! ¡Así se llamaba! (http://www.vivatravelguides.com/south-america/ecuador/quito/guapulo/guapulo-restaurants/pizzeria-ananke). En la parte superior habían cuartos con cojines y una mesa central. Ahí se podía conversar o hacer lo que el grupo prefiera. Mis amigos, a escondidas, metieron una botella de Zhumir y ya dentro también pidieron alguna otra botella de algo más. El problema se dio cuando llegó el mesero y vio que teníamos trago que no habíamos comprado ahí, por lo que el local nos cobró descorche (o, una cantidad de plata por consumir algo que no es del local dentro del mismo). La noche se terminó bastante pronto y no llegué a apreciar del todo la vista que se me ofrecía.

Este rato se me ocurrió una idea de lo que podría hacer hoy en la tarde: volver al Ananké para probar finalmente sus famosas pizzas y el vino hervido. Seguro también llevo la cámara. Después contaré qué tal fue mi segunda experiencia y prometo esmerarme con las fotos, es un lugar con una vista que se merece ser difundida.

Con relación a los graffitis, bueno puedo decir que a mí me encantan. El arte urbano es muy importante para una ciudad que necesita expresarse de alguna forma. Hay a quienes seguramente les molesta porque eso significa que un extraño está pintando una pared recién arreglada, pero representan ese mismo desorden en el que a diario vivimos los quiteños. No se cómo será para los demás, pero cuando estoy atorada en el tráfico, me gusta distraerme con los graffitis. Hay algunos que no merecen gran análisis, cuando hay otros como los de la persona a quien denominaré SUERTE, que no utiliza palabras porque cuenta historias con dibujos y colores: una niña con un teléfono hecho de vasos y lana, un gato medio pirata con un ojo tapado, o solo una pared amarilla. Cada vez que los veo imagino muchas historias y situaciones irreales. Gracias SUERTE por ayudarme a imaginar, sin que esto sea una pérdida de tiempo.

*Las fotos que siguen son tomadas desde el carro al camino empedrado de Guapulo, hasta llegar a la avenida Simón Bolivar.

Anuncios

2 comentarios sobre “SUERTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s