Dar la vida por los colores

“Dar la vida por los colores” es más que una frase, forma parte de una barra del Deportivo Quito, equipo de fútbol capitalino [ahora investigando un poco, encuentro que en principio es del equipo River Plate de Argentina, la misma se ha utilizado en muchos otros clubes de fútbol siendo uno de ellos la Liga de Quito]. He pasado desde ayer repitiendo, una y otra vez esta frase porque hay algo en ella que llama mucho mi atención.

Yo creo, firmemente, en que hay que dar la vida por lo que uno ama, y en este mismo sentido se podría decir que los colores significan la pasión. Cada quien tiene su propia pasión y a pesar de que podría parecer que no tiene mucho sentido decir lo siguiente, lastimosamente se ha convertido en un mérito, una suerte lograr sacar adelante esa ilusión para llegar a vivir de ella.

Hoy veía un blog de esta pareja que se dedica a muchas cosas, y entre esas a ser coherentes: de cómo piensas y el modo en que actúan. Eso para mí representa un valor que va muy encima de cualquier otra tradición establecida como regla.

Es muy difícil. Tomando en cuenta de que vivo en sociedad, aún dependo de mis papás y tengo que mantener un ambiente tranquilo dentro de mi propia casa. No puedo llegar a la hora que puede que quisiera, no porque me prohíban, es por consideración con mis papás cuando ellos descansan. Sí he logrado concretar ciertas ¿libertades? que para mí son conquistas, como por ejemplo poder escribir en la madrugada sin que mi papá sienta la presión de tener que entrar cada media hora a mi cuarto para repetirme que ya es muy tarde. Creo que hemos llegado a un acuerdo, dentro de mi cuarto yo hago lo que quiero siempre y cuando, en este caso, la luz no interrumpa el sueño de nadie.

También he llegado a la conclusión de que hay cosas que es mejor no decirlas porque están dentro del fuero interno, digamos convicciones que puedo yo optar y no tengo por qué obligar a nadie más que piense igual o parecido, si a mí no me gusta que intenten imponerme nada. Es bueno discutir, pero siempre es mejor escuchar lo que los demás tienen que decir, ya llegará un día en que podré expresarme como quiera y ahí tendré bien fundadas mis opiniones.

Al fin, después de varios años siento que doy la vida por mis colores, entre los cuales el primario es la escritura, o sea no necesito mezclarlo con nada, no lo obtengo, está ahí siempre. Lo demás viene por añadidura: las fotos, la música, la ironía, la gente, los espacios, los sentimientos, la fuerza, el deporte, el Quito, etc. No tengo bandera, por el momento no pretendo hacer una, solo mis colores, mi pasión.

Dar la vida por los colores, una y otra vez, el cansancio no existe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s