Análisis de la entrevista hecha a Ernest Hemingway por George Plimpton

George Plimpton fue un periodista, escritor, editor y actor estadounidense que fundó The Paris Review. Su trayectoria como académico fue de gran relevancia en Estados Unidos y alrededor del mundo. En 1954 entrevistó al escritor también estadounidense Ernest Hemingway, quien en ese entonces vivía en Cuba. El resultado de la misma fue un perfil del afamado escritor, en el cual el entrevistador destaca el oficio de Hemingway, resalta su personalidad y mantiene la entrevista en un sentido secuencial de la unión de su carácter como persona y el de un escritor comprometido.

La entrevista sigue un esquema de introducción, con diez párrafos descriptivos, llena de caracterizaciones dinámicas de personaje principal y cada párrafo contiene nuevos elementos. Detrás de la descripción, lo que Plimpton busca es retratar el lado artístico de Hemingway, tanto como escritor y periodista. Resalta sus cualidades mediante preguntas directas e indirectas, además de que transmite las percepciones que él adquirió de su entrevistado a lo largo de todo su encuentro.

Antes de dar pie a la entrevista en sí, Plimpton utiliza el recurso de los párrafos descriptivos para así dar contexto tanto de la situación en la que se encuentra Hemingway como escritor y ciudadano, además de mostrar al lector pequeños detalles muy importantes como por ejemplo cuando describe minuciosamente cómo era la casa en la que vivía el escritor: “[…] La alcoba es amplia, soleada; por las ventanas orientadas hacia el este y el sur entra la luz del sol que da sobre las paredes blancas y el piso de mosaicos amarillentos”. El narrador utiliza la primera persona ya que él responde como testigo/fuente/relator/partícipe. No depende totalmente de él toda la entrevista, pero sí es indispensable su interacción para que el entrevistado conteste de la mejor manera las preguntas, y así el lector puede tener una idea completa de lo que sucedió durante la misma.

En el texto se puede determinar que el narrador tiene una relación cercana con el escritor, lo que quiere decir que antes de empezar la entrevista en sí tuvo que entablar una relación sólida, para familiarizar al lector con un Hemingway de carne y hueso. Esto es importante porque en su mayoría, el público está conformado por conocer al personaje desde un punto de vista más superficial. Es entonces el verdadero deber del periodista el de acortar la distancia entre el lector y el entrevistado, más aún en un perfil mediante el cual se busca satisfacer la necesidad de la gente de aprender sobre ciertas personas influyentes en su vida; en el quinto párrafo, el narrador describe la personalidad de Hemingway, exponiendo ciertas características que la mayoría de sus lectores no conocían. “Hemingway tiene el hábito, adquirido desde los primeros tiempos, de permanecer de pie mientras escribe, los pies calzados con sus mocacines y asentados sobre la gastada piel de un antílope africano, con la máquina de escribir y el tablero para leer situados a la altura del pecho”.  Desde este momento, los párrafos siguientes tratan de retratar a Hemingway como el hombre tras lo que escribe. Para cuando empieza la entrevista, el lector está bastante empapado de la personalidad de Hemingway, para así entender el modo en que él contesta a las preguntas que a continuación Plimpton hace. Es más, mediante una última oración, el narrador deja un interrogante que en seguida el entrevistado contesta, a pesar de que no se utilice el formato tradicional de la pregunta-respuesta. Con esta última oración también se concadenan los párrafos descriptivos expuestos anteriormente, generándose un quiebre entre descripción y diálogos.

A lo largo de toda la entrevista se caracteriza al escritor, “Hemingway puede llegar a admitir supersticiones de ese tipo, pero prefiere no hablar de ellas”. De esta manera, el narrador está suponiendo ciertas afirmaciones que se podría dar el caso de una necesidad de que sea el mismo escritor quien las determine.

En esta entrevista es importante resaltar la camaradería del entrevistador y el entrevistado, quienes se empeñan para que el lector entienda a la perfección de qué ambos están tratando, teniendo en cuenta que se quiere transmitir información imporante. En otras palabras, ninguno de los dos es un actor pasivo en un juego donde los futuros lectores de la revista que se publicaría serían escritores profesionales, artistas y académicos.

Dentro de la narrativa se encuentran principios estéticos con ideas artísticas, las cuales se complementan para lograr un acto de creación en una obra literaria. El narrador lo logra con la caracterización dinámica, “[…] pese a ser un maravilloso narrador oral, un hombre de mucho humor y poseedor de un asombroso caudal de conocimientos sobre cosas que le interesan, a Hemingway le resulta difícil hablar sobre el trabajo literario”; también hay elementos que ayudan a balancear dos partes muy relevantes dentro de la personalidad del escritor: el glamour del hombre de farándula, con el escritor serio y comprometido, “Hemingway, […] pone […] una actitud esencialmente seria, llena de horror a lo impreciso, lo fraudulento, lo engañoso, lo mal hecho”. Esta actitud es recalcada con la respuesta que emite a, “¿mantiene un horario fijo?” “Cuando estoy escribiendo un libro o un cuento trabajo todas las mañanas, empezando tan pronto como sea posible después de la salida del sol”. Lo que lo define como un trabajador ordenado y serio en términos académicos.

Cuando Plimpton toca el tema de la inspiración, Hemingway contesta entrecortado y lo hace de varias maneras. Habla sobre qué tan necesaria es la inspiración al momento de trabajar, así como detalla la relación que tiene ésta con la estabilidad emocional del escritor, demostrando su compromiso con el oficio del escritor y mencionando uno a uno a sus antecedentes literarios. “Siempre estoy leyendo libros, tantos como hay. Me los raciono para que nunca me falten”.

Tanto en la entrevista en sí, como las preguntas y respuestas, la complicidad de ambos personajes, están complementadas mediante símbolos. Dado que Plimpton fue crítico de arte, Hemingway supone que el simbolismo debe existir en sus obras ya que personas como el entrevistador lo encuentran todo el tiempo. Pero, “si a usted no le importa, a mí me disgusta hablar de ellos y que me hagan preguntas acerca de ellos. Ya es bastante difícil escribir libros y cuentos para tener que explicarlos además”. Esto demuestra el carácter fuerte de Hemingway, sin caer por supuesto en la grosería.

Esta entrevista, a pesar de haber sido hecha hace tanto tiempo, es actual. O sea, tiene relación con los acontecimientos recientes, en el sentido que Ernest Hemingway es un autor de tal relevancia que no importa cuánto tiempo pase, sigue siendo el precedente de muchos periodistas y artistas, quienes se fijan en su obra para buscar, por qué no, inspiración; pero, sucede que hay ciertas observaciones que no llevan contexto debido a que al momento en que se presentaron no eran necesarias. Casi al final de la entrevista, Plimpton pregunta sobre Ezra Pound, quien en su época fue reconocido pero ahora no todas las personas conocen de su existencia. Son muy pocas las afirmaciones que necesitan de una explicación para un lector que conoce de cultura general.

Finalmente, la entrevista termina con una pregunta que hace Hemingway, dejando al lector que responda o al menos piense sobre la misma un momento. Además, al final se encuentra la pregunta que el mismo Plimpton define como fundamental, distinguiendo a su entrevistado como un escritor creador, quiere saber para él cuál es la función de su arte. La entrevista termina con un final abierto: permite que el lector si desea saque sus propias conclusiones, o se encargue de responderla mediante la investigación.

*La entrevista se encuentra en: http://spacioars.blogspot.com/2010/07/ernest-hemingway-entrevista-por-george.html; http://elojoenlapaja.blogspot.com/2007/08/fusilados-george-plimpton-ernest.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s