Metáforas

La vida es una constante metáfora, todo se parece a todo y al mismo tiempo es único entonces no se parece a nada. Por lo que, tanto la vida como las metáforas, son un contrasentido que gira en torno al ser y no ser.

Las metáforas de Neruda conquistan corazones. Su ejemplo sirvió para que Mario Jiménez conquistara a Beatriz González, con quien se casó y tuvo a su hijo Pablo Neftalí Jiménez González. Las mismas también escandalizaron a Rosa viuda de González y dijo a su hija, “no hay peor droga que el bla-bla. Hace sentir a una mesonera de pueblo como una princesa veneciana” (El Cartero de Neruda, de Antonio Skármeta).

Las metáforas, entendidas como el bla-bla sí que personifican lo peor: la falta de tino del hablante a saber cuándo lo que dice pierde sentido y por más que lo intente, no es un poeta. No cualquiera es poeta, es indispensable que esa persona sea algo más que un escribidor de palabras bonitas que pueden tener ritmo, pero no trascendencia literaria. Un cliché elaborado no es un verso, como tampoco el plagio o la copia casi/exacta sin determinar la fuente, por más inspiración o modelo a seguir.

Utilizar esta figura retórica para determinar un sentimiento es una buena forma de mostrar el cuánto y el cómo. Hay veces que es necesario utilizar la comparación para que así se entienda exactamente a qué se refiere la afirmación: “Neruda como metáfora” (http://elpais.com/diario/1986/09/25/cultura/527983201_850215.html); a cada autor, artista se lo entiende de una manera ya sea que él/ella lo hizo a propósito o no. En ‘El cartero de Neruda’, el personaje del poeta se desespera con la interpretación literal de sus metáforas, a pesar de haber sido él quien de alguna manera enseñó a sus lectores a ampliar su mente y entender lo inmaterial.

Son difíciles de entender las metáforas, siempre que sean bien usadas. Neruda es una metáfora empezando con que el escritor es un seudónimo de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, además de su impermeabilidad en el ritmo, que se mezcla con la naturaleza y comparte con la misma sentimientos tan íntimos como, por ejemplo, la desnudez de Matilde (http://www.euroresidentes.com/Poemas/desnuda.htm).

Hay que leer los versos de Pablo Neruda. Como le explica Mario al poeta, “bueno, ese es justamente el problema. Que como no soy poeta, no puedo decirlo”. Para eso mismo están los poetas, para ayudar a los demás a definir lo pensable pero no determinable con denominaciones regulares. Y bueno, si se da el caso, utilizando metáforas, “para aclarártelo más o menos imprecisamente, son modos de decir una cosa comparándola con otra” (El cartero de Neruda).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s