Indispensable

Y bueno, entre otras cosas estoy frente a la computadora sin hacer realmente nada importante. Conectada al Internet, dando clicks, leyendo una que otra cosa. Hasta me duele la cabeza, pero ni pensar en ponerme pijama, peor en meterme a la cama. No después de una noche como la de ayer (del 02 de febrero), cómo podría ir tan tranquila a dormir después de LA conversación. En síntesis, el día de ayer me dejó algunas enseñanzas:

-Hay gente que es indispensable.

  • Pueden pasar hasta meses sin saber de esa persona, pero cuando vuelvo a conversar, simplemente se que es mi mejor amigo. Con solo una frase, no se necesitó nada más, me dejó la situación tan clara que me dio hasta vergüenza caer en un juego en el que yo estaba siendo la propia protagonista sin darme cuenta. Una persona que, a pesar de la distancia y que la comunicación se corta debido a ciertas interferencias en Internet, me hace sentir la más linda, sin una gota de maquillaje y con la luz de la lámpara en la cara. Quien me cuenta que su vida en el extranjero es lo mejor que le pasó porque así descubrió un lado más poético y filosófico, ‘yo vivo mi vida como si alguien estuviera escribiendo un libro sobre mí, aunque no sea realmente así’; terminamos de hablar porque su hora casi autoritaria le dice que como está en un país tan libre, no debe perder el tiempo. Prometo conectarme otro día, no atrasarme ni un minuto. Muevo mis brazos de tal forma que parezca que le estoy abrazando, y nos despedimos. Presiono el botón rojo en forma de teléfono. Las historias de hoy terminaron el capítulo. La hoja en blanco, con todo y musicalidad de vallenato, seguirá escribiendo para que, tal vez algún día, también sea yo quien se encargue de escribir sus memorias. Ese chico de ojos azules tiene el futuro en sus manos y estoy más que segura que su paso por la vida va a ser tan indispensable como poner la bandera del Ecuador en su casa de Canadá.
  • Cogida de la mano, después de tanto tiempo, camino por la biblioteca de la universidad. Pasamos por mi parte favorita, donde están todos los libros de autores latinoamericanos. Él me dijo que leía los libros ‘light’ de Mario Vargas Llosa, entonces le pedí que me de los que creía eran los valiosos. Pantaleón y las visitadoras en una mano y Antología poética de Mario Benedetti, con mi otra mano en la suya, salíamos de uno de los mejores lugares de mi universidad. Caminábamos, un miércoles cualquiera, en la oscuridad de la calle, entre los huecos que se han hecho por la lluvia, pisando tantos pasos de otras personas, puede que mis mismas huellas de la mañana, hasta llegar al parqueadero. Mi carro está tan tranquilo parado donde lo dejé antes. Sin radio y más sucio de lo normal. Nos subimos, empiezo a manejar. No es más que un miércoles cualquiera que debería haber jugado fútbol. No sé si es mi dolor de pie o que, simplemente ese día estaba programado de otra forma. No me dejó coger el libro de Cortázar que quería y mañana vamos a cenar. A veces se hacen sacrificios tan pequeños comparados con un momento exacto. Ni el reloj ni el calendario puede predecir un sentimiento que va más allá de la rutina.
  • Así como hay gente indispensable, también hay otras personas que llegaron a mi vida y simplemente no se van. No importa mi carácter, mis intensiones. Es cada vez menos importante que no le vea ni le hable, ni sea como antes. Una amiga es una amiga, eso sé porque ella también se puso nerviosa cuando me vio, habló tan rápido como yo, contándonos tantas historias sucedidas en el tiempo en que no estuvimos juntas. Se alegró, yo sonreí de inmediato. Podría hasta apostar que llegó a su casa feliz, a mí volvieron a brillarme los ojos; el tiempo no importa ya. A esta amistad yo la cuento y recuento.

-Ser novata es indispensable

  • En mi clase de Fotografía noté que siempre la profesora nos muestra fotos de artistas renombrados, gente que alcanzó la fama y se convirtió en más que un icono. Para mí, es imposible no compararme. Pero, ratito, si recién estoy empezando. Por supuesto que soy una novata, por supuesto que mis fotos son un desastre y por supuesto que tengo que repetir mi trabajo; ojalá fuera una mujer pródiga, o tal vez no. No lograr casi nada a la primera me da fuerza. Me caigo tan fácil, llego hasta el fondo. Y me levanto, me impulso. Puede que mis fotos no le cambien la vida a la profesora pero yo si me transformo cuando tomo una foto. Soy una novata en todo, en Periodismo, en Fotografía, en Filosofía, en Fútbol.. Soy una novata como hija, hermana.. Como amiga, como novia.. Hay veces que sí siento que no se absolutamente nada porque sí, soy una novata, una muchacha o como quienquiera quiera decirlo. No se si deba leer más, escribir más, tomar más fotos. Eso sí, que nadie se quede sentado. Esta novata se queda, y para largo.
Anuncios

2 comentarios sobre “Indispensable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s